El Puente de los Suspiros es un paso elevado peatonal de madera, situado en el pintoresco distrito limeño de Barranco, Perú. Este puente es uno de los sitios más turísticos de la zona histórica y un popular punto de encuentro para parejas enamoradas.

Historia del Puente de los Suspiros


Originalmente, el puente medía 44 metros de longitud. Sin embargo, tras ser destruido por un incendio durante la invasión de las tropas chilenas el 14 de enero de 1881, fue reconstruido con una longitud de 33 metros, manteniendo sus 3 metros de ancho y 8.5 metros de altura originales. Conecta la calle Ayacucho con el acceso a la ermita de Barranco y, al unir los extremos de la quebrada, salva una altura de 8.5 metros, permitiendo que por debajo pase la Bajada de Baños de Barranco, el camino que conduce a las playas del distrito.

Cual es la tradición del Puente de los Suspiros


La tradición popular, que señala este lugar como punto de encuentro para amantes y romances, le dio al puente su nombre característico: «de los suspiros». La leyenda dice es que los enamorados deben cruzar el Puente de los Suspiros conteniendo la respiración. En ese momento, piden un deseo, que se hará realidad, claro debe ser amor puro y verdadero.