El funicular de Barranco fue ubicado en el pasaje del mismo nombre. Ha sido llamado también ascensor hidráulico …

El Funicular en Barranco fue construido por Rudolf L. Holtig, un comerciante de origen alemán, vecino de la ciudad de Lima, quien compró en Barranco algunos terrenos a su connacional Federico Domeyer, en un inicio se construyó el funicular hidráulico de doble vía para bajar a la playa, este fue inaugurado el 28 de julio de 1896, era accionado por un sistema hidráulico con contrapesos de tanques de agua, que se llenaban y vaciaban, permitiendo subir y bajar simultáneamente los dos vagones corriendo por una vía de rieles. Años más tarde el Funicular estuvo en manos de Empresas Eléctricas por 17 años.

En 1927 se cerró el Funicular por obsoleto. Fue reabierto nuevamente en 1930, siendo su funcionamiento con energía eléctrica. En 1971, el alcalde de Lima Eduardo Dibós, mandó demoler los Baños de Barranco para permitir la construcción del Circuito de Playas de la Costa Verde. Con ésta obra se accedía directamente a las playas en automóvil, resultando casi inútil el uso del funicular. El servicio quedó inoperativo, y pronto la maquinaria y la vía se fueron estropeando. Se han emprendido trabajos de restauración de todo el ambiente, con la proyección de crear el Museo del Funicular al más breve plazo posible.