Hoteles en Boyacá, Colombia. Hoteles, alojamiento, Laguna de Tota, guía de viajes, gastronomía, atracciones turísticas, actividades turísticas, fotos, como llegar, ferias y fiestas, turismo y viajes, toda la información necesaria para planear unas vacaciones inolvidables en Boyacá, Colombia




La laguna de Siscunsí esta ubicada en la Cordillera Oriental del departamento de Boyacá, es la típica laguna de páramo rodeada por varios picos de suaves laderas, con un impresionante paisaje de frailejones. Se caracteriza por un manto de buchón, a veces verde y a veces rojo ladrillo une se desplaza sobre la superficie a merced del viento. En los meses de invierno, el trio es intenso y la neblina arropa los seres, como ocurre en todos los paramos de Colombia.

En la misma época del año abundan las ranitas verdes y otras negras con pintas amarillas. La laguna pertenece a la misma cuerda del Páramo de Ocetá, situado unos pocos kilómetros al norte. En el espaldar de la Cordillera Oriental de esta zona son numerosas las lagunas y los valles de origen glaciar: los valles profundos en forma de “U” o de “V” delatan su origen, cuando los glaciares modificaron la fisonomía de la Tierra y cavaron grandes hondonadas.

El Páramo y laguna de Siscunsí - Colombia Travel





Datos Útiles

  • Ubicación: En la cordillera Oriental, departamento de Boyacá, cerca de Monguí.
  • Extensión: La laguna mide 200 metros de largo por 100 de ancho.
  • Clima: El propio de los páramos, con temperaturas extremas. Sol quemante durante el día, en verano; y temperaturas de cero grados, en las noches veraniegas.
  • Como Llegar: Hay dos vías; en el kilómetro 43 de la carretera Sogamoso – Yopal parte un camino gue, en una hora a pie, lleva a la laguna, 0 bien desde Monguí, también a pie, de 3 a 4 horas por camino de herradura.
  • Municipios cercanos: Monguí por el norte, y Sogamoso por el occidente; ambos en Boyacá.
  • Fauna: Son numerosas las ranitas; se ven águilas y conejos.
  • Flora: Son especialmente hermosos los campos de frailejones. Estas plantas llevan el nombre científico de Espeletia, en honor del virrey don Juan de Ezpeleta, quien colaboró en la Expedición Botánica.