Colombia es una nación ubicada en Suramérica, cuya división política está conformada por departamentos, capitales y municipios.

El uso de la bandera de Colombia como símbolo, insignia o distintivo de una comunidad, de un grupo de personas, una tribu, un pueblo o una nacionalidad, se remota a las más antiguas épocas. “Las primeras insignias consistían en un haz de heno, o en la piel de un cuadrúpedo o de una ave llena de paja, las cuales fueron reemplazadas por un lienzo con imágenes mal pintadas, para venir luego la denominación de bandera”. La guerra obligó a los distintos pueblos a adoptar insignias cada vez más resistentes, fuertes y durables. En ellas se representaban las características especiales que distinguían a su pueblo, a su ejército a su tierra

Historia de la Bandera de Colombia

El origen de nuestro actual pabellón se sitúa en 1806, concretamente el 12 de marzo, cuando el Precursor Francisco Miranda ondeó por primera vez el tricolor amarillo, azul y rojo a bordo de su velero, o bergantín, Leandro, durante su fracasada invasión a Coro (población de Venezuela). Esta bandera fue la misma que Miranda junto con Lino de Clemente y José Sata y Bussy, presentaron al Congreso de Venezuela de 1811 para que se adoptara como insignia nacional.

Dos años después, el Libertador Simón Bolívar ordenó continuar con la bandera de Miranda como el emblema colombiano. En una carta el Libertador escribió: “El pabellón que la victoria ha enarbolado en todos los pueblos de Venezuela y que debe adoptar la Nación es el mismo que se usaba en la primera época de la república, esto es, de los tres colores: amarillo, azul y encarnado”.

Durante el período de nuestras guerras de independencia había varias banderas, pero todavía no había ninguna que predominará.

A medida que las distintas provincias y ciudades del Nuevo Reino de Granada declaraban su independencia absoluta de España, iban adoptando su propia insignia. Así, por ejemplo, las ciudades confederadas del Valle del Cauca, que eran Anserma, Buga, Cali, Caloto, Cartago, Iscuandé, Popayán y Toro adoptaron en 1811 una bandera de dos fajas horizontales, de colores azul celeste y blanco, orlada de plata; la Provincia de Cartagena se identificó en 1812 con una bandera “rectangular de tres cuadrilongos, el primero rojo, el segundo azul y verde el central, y en éste una estrella de plata de 8 rayos”; y el Estado Libre e Independiente de Cundinamarca creó en 1813 una bandera de 3 fajas horizontales de iguales dimensiones, arriba azul celeste, en medio amarillo y abajo rojo, que es la que actualmente usa el Departamento de Cundinamarca.

Significado de los Colores de la Bandera de Colombia

Hay muchas versiones y leyendas que intentan explicar por qué el Precursor Francisco Miranda desde 1806 escogió los colores amarillo, azul y rojo para su emblema. La primera y la más famosa interpretación que se hizo sobre su disposición cromática, es decir, sobre el orden que tienen las franjas de colores en la bandera, fue la que se atribuye a Francisco Antonio Zea en el Congreso de Angostura en 1819:

“Nuestro pabellón nacional, símbolo de las libertades públicas, de la América redimida, debe tener tres franjas de distintos colores: sea la primera amarilla, para significar a los pueblos que queremos y amamos la federación; la segunda azul, color de los mares, para demostrar a los déspotas de España, que nos separa de su yugo ominoso la inmensidad del océano, y la tercera roja, con el fin de hacerles entender a los tiranos que antes de aceptar la esclavitud que nos han impuesto por tres siglos, queremos ahogarlos en nuestra propia sangre, jurándoles guerra a muerte en nombre de la humanidad”.

Algunos creen, en cambio, que los colores amarillo y rojo fueron tomados de la bandera española y que se introdujo el azul para significar la distancia, el mar, que nos separa de la madre patria. Otros historiadores están de acuerdo en que el origen más probable es el español, pero no por la teoría anteriormente expuesta del “azul intruso”, sino porque en el escudo de armas que España le dio al Descubridor de América, Cristóbal Colón, los fondos de los cuarteles (de las cuatro mitades en que se divide el escudo), correspondían exactamente al tricolor mirandino.

También hay quienes afirman que Miranda adoptó estos tres colores como prueba de gratitud a su amiga la emperatriz Catalina de Rusia; el amarillo para simbolizar el color de sus cabellos; el azul, el de sus ojos; y el rojo, el de sus labios.

En fin, hay muchas interpretaciones, como la más simple y más hermosa de que reproduce los colores del arco iris. Pero lo importante es mirar con mucho amor nuestra bandera nacional. Ella simboliza nuestros esfuerzos del pasado y nuestras esperanzas de un futuro mejor. En síntesis, el significado que debemos tener presente de sus tres colores son: el amarillo representa la abundancia y la riqueza de nuestro suelo, pero también la soberanía, la armonía y la justicia; el azul simboliza el mar, los dos océanos sobre los que Colombia tiene costas y que nos une a otros pueblos para el intercambio de productos; y el rojo representa la sangre, pero no la sangre que derrama el odio sino la que alimenta el corazón y le da movimiento y vida, la que significa amor, poder, fuerza y progreso.

El General Mosquera y nuestra actual Bandera

Esta bandera de fajas verticales continuó usándose hasta 1861. El General Tomas Cipriano de Mosquera, como presidente provisional de los Estados Unidos de Colombia (el nombre que tuvo nuestro país hasta 1886, año en que adoptó el actual de República de Colombia), sancionó el Decreto del 26 de noviembre de 861 que volvió a cambiar nuestro pabellón. Se dispuso que, de nuevo, la posición de las fajas fuera horizontales y que la división amarilla tuviera el doble ancho:

“Articulo 2°.: Los colores del pabellón nacional de los Estados Unidos de Colombia son: amarillo, azul y rojo, distribuidos en fajas horizontales y ocupando el color amarillo la mitad del pabellón nacional, en su parte superior, y los otros dos colores la otra mitad, divididos en fajas iguales, el azul en el centro y el rojo en la parte inferior”.

Desde entonces, nuestra bandera no ha tenido mayores transformaciones: los colores y la distribución que el General Mosquera le dio siguen siendo los mismos. Lo único que se cambió, por ley 124 de 1887, fue la inscripción “Estados Unidos de Colombia” por la “República de Colombia” y se suprimieron las nueve estrellas que tenia sobre el fondo azul.

Aunque las disposiciones no indican el tamaño de la bandera común, por costumbre se ha establecido que el alto o ancho sea las 2/3 partes del largo. También puede ser de las dimensiones de la bandera de guerra, 1,35 X 1,10 metros .

div class=”image-container” style=”text-align: justify;”>Bandera de la Gran Colombia - Colombia Travel